Energía solar

Glosario > Energía solar

La energía solar es un tipo de energía renovable que se obtiene gracias a la radiación producida por el sol. Se trata de un tipo de energía renovable ya que procede de una fuente natural e inagotable como es el sol. 

Significado de energía solar

La energía solar, como hemos comentado previamente, es la generada por la acción del calor, la luz y los rayos ultravioletas del sol. Se trata de un tipo de energía limpia y renovable ya que procede de un recurso ilimitado como el sol. 

La energía solar puede aprovecharse mediante dos procesos diferentes: la conversión térmica (transforma la energía solar en térmica) o mediante la conversión fotovoltaica (transforma la energía luminosa recolectada por los paneles solares para convertirla en eléctrica). Al tratarse de un recurso energético renovable, el uso de la energía solar puede ayudar a la disminución de la contaminación y a la reducción del impacto medioambiental provocado por otro tipo de energías no renovables. 

¿Cómo se produce la energía solar?

La energía solar es captada a través de paneles fotovoltaicos, concretamente, a través de las células fotoeléctricas, los colectores solares y los heliostatos que los componen. Una vez recolectada, es transformada en energía solar térmica o en energía solar fotovoltaica. 

Además, hoy en día la energía solar cuenta con múltiples facilidades a la hora de ser generada y producida, hecho que está provocando que su uso se extienda en zonas climáticas donde las horas de sol son superiores. 

Tipos de energía solar

En la actualidad existen diferentes tipos de energía solar como:

  • Energía solar fotovoltaica: se trata del tipo de energía que aprovecha la radiación solar para transformarla posteriormente en electricidad mediante paneles semiconductores. La potencia eléctrica se mide en vatios y es la cantidad de energía entregada o absorbida por un elemento en un periodo de tiempo determinado.
  • Energía solar térmica: también conocida como termosolar, es aquella que aprovecha el calor del sol para generar agua caliente para uso doméstico.
  • Energía termosolar de concentración: utiliza una especie de espejos para conseguir una mayor concentración de luz solar sobre una zona reducida. Al tratarse de luz solar concentrada, se transforma más fácilmente en calor y genera posteriormente electricidad. 
  • Energía solar híbrida: utilizar dos fuentes de energía diferentes para producir electricidad. Normalmente suele combinar la energía solar fotovoltaica con otra energía de tipo fósil para asegurar un continuo y completo suministro eléctrico.
  • Energía eólica solar: aprovecha el aire calentado por el sol para generar energía limpia. 

Términos Relacionados


Placas solares